Atrévete al cambio

04.12.2016

Realmente no sé cómo explicar esta sensación, pero voy a intentarlo. Satisfacción y orgullo son sólo dos palabras que expresan gran parte de lo que siento cuando alguien acude a mí en busca de ayuda y consigo dársela.

No sólo como estilista, asesora de imagen o personal shopper, sino como persona. Detrás de un 'gracias' hay una historia. Tú historia. Y quién no ha pasado por una situación difícil a estas alturas de la vida. Que levante la mano el que no haya necesitado sacar la artillería pesada cuando atravesaba un mal momento y se hundió con ella. Por suerte, sacamos fuerzas de donde no las hay y luchamos contra viento y marea. Familia y amigos son clave, pero ¿son siempre suficientes? A veces hay que buscar ayuda externa de personas que nos hagan ver las cosas de otra forma y con otro punto de vista. 

Atrévete al cambio. Los cambios son siempre para mejor. Tú decides cuando llega el tuyo. Puedes empezar por algo pequeño como cortarte el pelo o incluso teñirlo. Piensa si eres feliz con lo que tienes y qué quieres conseguir. Date un capricho. Sal a pasear. Quiérete. Cambia aquello que te incomoda. Aparta a las personas tóxicas de tu vida. Sonríe más. Ilusiónate. 

No pretendo caer en frases típicas de Mr. Wonderful, pero la clave está en aprender a valorarse a uno mismo. Empieza el cambio hoy. Es fácil. Sólo depende de ti. No pienses más en qué quieren los demás. ¿Qué quieres tú? No pidas opiniones a nadie, si te apetece, hazlo. Acaba con esos miedos y lánzate. 

Debes encontrar algo que te motive, que te haga plantear nuevos objetivos y que te impulse a llevarlos a cabo. Ve a sitios, conoce gente, da tu opinión, libera tu 'Yo' interior, muévete. No estás sol@. Explora.

Atrévete.

Atrévete al cambio.

Cree, crea.