10 pasos para realizar tu Análisis de Armario

23.03.2020

¿Te gustaría tener tu armario completamente ordenado?

Vamos a desvelarte LAS CLAVES para realizar un buen análisis de armario. Se acabaron las excusas. Vas a tener que trabajar un poco, pero ¿mejor acompañad@ no? Al lío.

IMPORTANTE: este ejercicio se hace por temporada, por lo que debería realizarse dos veces al año. Suele coincidir con los cambios de Otoño/Invirerno y Primavera/Verano.


COMENZAMOS

1.-ELIGE CUÁNDO VAS A HACER EL CAMBIO.

Para no saturarnos, lo primero es organizar los días que vamos a dedicar a ello, así estaremos mentalizad@s cuando nos pongamos manos a la obra. Yo recomiendo que se haga en la misma semana, incluso dos días seguidos .

Un martes y un jueves, o un sábado y un domingo pueden ser buenas opciones. Márcalo en tu calendario y no faltes a tu cita.

¿Ya los tienes? Seguimos.


2-HAZ UNA FOTO.

Haz una foto de tu armario tal y como está ahora mismo. Esto puede parecerte un poco raro, pero funciona muy bien. Es importante que veamos el antes y el después de lo que vamos a realizar para tomar conciencia de que lo que estamos haciendo es MUY ÚTIL. Será la muestra de que nuestro tiempo invertido ha merecido la pena.

Incluso podéis compartirlo conmigo en redes o con vuestras amigas para que vean el trabajo que habéis hecho.


3- ¿CUÁNDO USAS TU ROPA?

Antes de hacer nada, debes hacer un ejercicio de conciencia. ¡¡Examen!! Escribe en un folio todos los días de la semana en una lista. A continuación, completa cada día con el uso que le das a las prendas. Así tendrás una idea del volumen de ropa que tienes que tener en tu armario.

Por ejemplo:

-Lunes: ropa para ir a trabajar + ropa gimnasio + pijama.

-Martes: ropa para ir a trabajar + bañador de natación + pijama.




4-VACIADO Y LIMPIEZA

Para hacer un buen Análisis de Armario debemos saber qué prendas tenemos y así saber cuáles nos faltan. Por eso vamos a dejar el armario VACÍO de arriba a abajo. Puedes poner las prendas sobre la cama.

No te agobies al ver el montón de ropa que parece que tiene vida propia. Ya verás qué gusto te da abrir tu armario cuando acabes. Haz otra foto para recordar este momento.


El polvo se acumula dentro de tu armario aunque no tengas tiempo ni de fijarte en ello. Aprovecha ahora que tienes todo desocupado para realizar una limpieza a fondo de las superficies: barra, cajones, puertas, estantes, perchas... Un trapito con agua o algún producto para muebles que huela bien serán la clave para este tercer paso.

Si queréis completar este paso de forma más personal podéis añadir el toque final con el olor. Para que las prendas huelan bien debemos usar unos productos adecuados en el lavado, pero también podemos usar ambientadores en nuestro armario.


5-LAS PERCHAS

Siempre hago mucho hincapié en las perchas. La armonía visual nos da paz y tranquilidad. No es lo mismo tener las perchas cada una de un color y forma, que todas iguales, os lo aseguro. Si quieres apañarte con las que tienes ten en cuenta que puedes poner juntas las perchas más parecidas (por color o por forma, por ejemplo todas las perchas blancas en el mismo lado o todas las de alambre a la derecha). 

Si tienes la opción de comprar unas nuevas, que sean de madera. Las de alambre deforman la ropa, aunque pueden servirte para tops o prendas con tirantes. Hay varios tipos de perchas, asegúrate de que cada una cumpla su función de forma adecuada.

Tira a la basura aquellas que estén astilladas o estropeadas. Si hay alguna de tu infancia quizá haya llegado la hora de decirle adiós.


6-ORGANIZACIÓN

Ahora viene lo bueno. Tienes que decidir cómo vas a organizar tu ropa. Por lo general puede hacerse de la siguiente forma:

  • Por tipo de prenda: pantalones por un lado, vestidos por otro, blusas, chaquetas...
  • Por uso prendas: de diario, más arreglada, deporte...
  • Por colores: según los colores del arcoiris.

Ya me diréis el resultado. Podéis combinar unas formas de organizar con otras. En mi caso lo hago por uso de prendas. Es lo que me parece más práctico. Y luego lo separo por tipos de prendas.


RECOMENDACIONES

  1. Ten a mano un espejo de cuerpo entero (si no tenéis podéis comprar los espejos cuadrados y adhesivos de IKEA, y ponerlos en vuestra puerta interior del armario).
  2. Para hacer combinaciones siempre debes probarte el look completo, para ver las posibilidades que tiene. Cuando lo hagas hazte una foto de cuerpo entero con las distintas prendas que puedas conjuntar, si incluyes accesorios mejor
  3. Las prendas que no nos hayamos puesto en 2 años pasarán a mejor vida.
  4. Aparta la ropa que tengas que arreglar o llevar a la modista.
  5. Las prendas manchadas también debemos quitarlas.
  6. Usa ropa de tu talla. Ni una más ni una menos.
  7. Deja en el armario SÓLO la ropa ÚTIL. Guarda lo que te dé pena en una caja y, más adelante vuelve a valorar si te sirve o no.

7-VISIBILIDAD EN LOS CAJONES

Si no ordenáis la ropa de forma que podáis verla en los cajones, este ejercicio no sirve de nada. Si tenéis ropa amontonada que no tiene visibilidad ninguna, es como si no existiera.

Hay un truco para esto, que es poner la ropa que más usáis debajo del todo ya que la tenéis más controlada y sabéis dónde está. Así dais más oportunidades a las prendas que no te pones con tanta frecuencia.


8-PLANCHADO

Lo ideal es planchar la ropa antes de meterla en el armario. Por lo general tenemos demasiada ropa y, por lo tanto esto hace que haya menos espacio entre las perchas y en consecuencia la ropa vuelve a arrugarse.

Mi recomendación es, que tengáis riguroso cuidado a la hora de tender la ropa para tener que planchar lo menos posible (podéis usar perchas), y que además, tengáis a mano una plancha de vapor portátil pequeña. Así, en un minuto, podéis planchar la ropa antes de salir por la puerta.



9.-HAZ UNA LISTA.

Hazte con tus fondos de armario. Ahora que ya tienes la ropa colocada piensa qué necesitarías para completar tus looks. Seguramente conforme has ido probándote la ropa te habrás dado cuenta de que hay cosas que usas más o que no tienes

La lista que tenéis que hacer es totalmente personalizada, pero os dejo algunos ejemplos por si os sirve:

-Camiseta blanca.

-Vaquero oscuro.

-Vaquero claro.

-Pantalón negro de diario.

-Pantalón negro de vestir.

-Camisa/blusa blanca.

-Tacones negros.

-Botines negros.

-Zapatillas de deporte.


10-LA FOTO FINAL

Para ver el resultado final, haz una foto de cómo ha quedado y compárala con la del principio. 

Espero vuestras fotos!!!! 

¡¡Ánimo!! ❤️❤️