anaoton.com BLOG DE ANA OTON

Cuando ya no está

13.01.2022

Se fue.

De repente.

Cuando pensamos que nunca se iría de nuestro lado.

Que los para siempre, eran de verdad, y que juntos podíais con todo.

Ahora, ya no está. Pero tú sí. Tú sigues aquí.

Por alguna razón sigues buscando un motivo, un por qué. Lo que sea que alivie tu dolor. Y el vacío. Ese vacío sin fondo, donde gritas por las noches sin que nadie te vea.

Sé que echas de menos su presencia, su cariño, su compañía. Y siempre estará contigo, esté donde esté, porque ya forma parte de ti. De tus recuerdos, de tu memoria, de tu vida.

No es nada fácil seguir adelante notando su ausencia en cada rincón. Esperando encontrar su rostro en algún desconocido que pasea por la calle, viaja en el autobús o cruza un paso de peatones. A veces, tienes suerte y escuchas una voz parecida, ves unos ojos con el mismo brillo e incluso de espaldas, juraría haberle visto en varios lugares.

El dolor es tan grande... Que lo único que nos queda es transformarlo. Sí. Porque hacer como que no está, olvidarlo, o ignorarlo, no sirve de nada, siempre te acaba volviendo a encontrar.

Dicen que todo pasa por algo. Y estoy de acuerdo en parte, pero cuando alguien "ya no está"... Nadie sabe por qué pasa. Es un hecho que todos nos iremos algún día, pero no en las mismas circunstancias.

Y perdón por la expresión, pero es muy jodido sobre todo cuando esas circunstancias son injustas o no tienen sentido. Por eso tenemos que tomarnos nuestro tiempo para seguir adelante. Muchos de tu alrededor no van a entenderlo. Esos que se vayan.

Pero tú, sigue adelante. No pares de caminar. Toma tu tiempo y sigue. La vida es un regalo y tienes que aprovecharlo. Si tienes rabia, ira, tristeza, transforma todo eso en algo que te impulse a seguir. Puede que sea un proyecto de vida, un viaje revelador, un nuevo hobby, conocer gente nueva... No te quedes con eso dentro porque acabará contigo, hazte ese favor. Házselo a tus seres queridos.

Hay personas que merecen la pena, muchas, aunque todavía no las conozcas, o no hayas vuelto a confiar. Cuando empieces a hacer cosas diferentes, empezarás a salir de ahí, te lo prometo.

Ponte metas pequeñas cada mes y celebra tus logros por pequeños que sean. Esto es algo que no se consigue de un día para otro, puede tardar meses e incluso años, y está bien, cada uno necesita su tiempo y su espacio.

¿Qué vas a cambiar a partir de hoy?

ANA OTÓN

BLOG DE ANA OTON
anaoton.com