Las 5 razones por las que no encuentras nada cuando vas de compras

24.05.2019

Aquí os dejo las 5 razones y algunos consejos con los que podéis hacer que ir de compras deje de ser un problema. 

1.-No tienes muy claro lo que te define, ¿sabes quién eres?

Esto pasa a menudo. Tienes el armario lleno de ropa que no tiene nada que ver contigo. Seguramente porque es antigua y pensaste en guardarla una y otra vez, cuando, lo que en realidad deberías hace,r es desprenderte de ella.

Si has cambiado de talla, debes aceptarlo. La talla es sólo un número. Yo cuando tenía 20 años tenía una 40, ahora tengo 27 y dos tallas más. También soy más madura, he aprendido a comer mejor, me he atrevido a ir al gimnasio y me siento muy orgullosa de mi carrera profesional. A veces sólo miramos el numerito, pero ese numerito también puede recordarte hasta dónde has llegado.

Como digo siempre, hay personas que, cuando sufren cambios o salen de su zona de confort les da por no comer y, a otras como yo, que nos da por comer y nada sano precisamente. Debemos intentar tomárnoslo con calma. Hay muchos procesos por los que pasamos a lo largo de nuestra vida, debemos ser conscientes de ellos y abrazarlos. Yo misma trabajo en ello a diario.

Para saber quién eres debes hacer muchos ejercicios de introspección y dedicarte tiempo a estar contigo mism@. Como sabemos que aunque lo sepáis no encontráis nunca el momento hemos preparado un Workshop muy especial, os dejo aquí toda la información:

2.-No sabes lo que te gusta y lo que no.

Aunque no es mi caso, conozco mucha gente que copia looks para no pensar demasiado, lo queremos todo y lo queremos ya. Hoy en día con internet, todo ha cambiado y tenemos a golpe de click. Luego, pasa lo que pasa: vas a una boda y ves a tres personas vestidas con el mismo modelito o sales a la calle a comprar el pan y, ¡sorpresa!: todo el mundo con esas zapatillas de la nueva temporada.

Siempre me gusta inspirarme en todo lo que veo, pero no copiarlo. Tener criterio propio a la hora de elegir una prenda es esencial. No tienes que comprar lo que se lleva, tienes que comprar lo que a ti te guste y lo que te sienta bien. Todo esto debe trabajarse en el punto anterior, ya que, el autoconocimiento da seguridad y autoestima.

Si quieres hacerlo acompañada vente a nuestro WorkShop

Estamos deseando ayudarte.

3.-No te interesa lo más mínimo ir de compras, de hecho, lo odias.

Ir de compras hace unos años, era una tortura para mí. Odiaba comprarme ropa y sobre todo probármela. Como podéis comprobar, eso ha cambiado y, además uno de los servicios que ofrezco es la compra a domicilio, para personas que no tengan tiempo o simplemente no les guste esperar colas interminables y entrar en 20 tiendas.

Para poder ir de compras y ser más rápido, o encontrar cosas que te gusten, antes es necesario saber qué colores te favorecen y qué tipo de cuerpo tienes. Con esas claves tu vida será mucho más fácil. Sabrás descartar prendas antes de probártelas y ahorrarás tiempo y dinero.

Si quieres pasar una tarde excepcional aprendiendo todo lo que necesitas para sacarte partido, te esperamos en "Auténticas".

4.-No usas accesorios o complementos nunca.

Es normal que si no te gustas cuando te miras al espejo, no le des ninguna importancia a ir de compras; no es más que el reflejo de lo que estás viendo. Los accesorios y complementos son la clave. Pueden ser desde unas gafas de ver o un reloj, hasta un detalle en el pelo, un sombrero, una boina, anillos, pendientes, collares, pulseras etc. Hay tanta variedad como personas, por eso aportan personalidad a tu estilo

¡No tienes que usarlos todos los días!

Dos personas pueden ir con básicos, pero cambiando sus accesorios el estilo puede ser completamente diferente. La próxima vez que te lances a comprar para la nueva temporada aprovecha y añade algún "capricho". Así empezarás a verte mejor. 

5.-No te cuidas como deberías.

Parece que cuidarnos está al final de la lista de tareas, cuando debería ser lo primero. Cuando estás estresad@ o con ansiedad, lo primero que hacemos es dejarlo todo a un lado. Debemos sacar esos ratitos para dedicarnos 100% a querernos. En esto también trabajo a diario, los que me rodean lo saben muy bien.

La piel, el pelo y las uñas hablan mucho de nosotros y también aportan personalidad a nuestra imagen

¡No te olvides de ellos! 

Unas mechas, un buen afeitado o un degradado pueden hacer que seas más guap@ y en la mayoría de los casos más joven. Ir a un centro a que te asesoren y te mimen te hará sentirte mejor, piensa que inviertes en ti: 

¿Hay algo mejor que invertir en uno mismo?

Si no te ves bien es muy difícil que ir de compras sea algo que te divierta, obviando los espejos de los probadores, que no favorecen a nadie. Cuando vayas a las tiendas debes ir guap@ y cómod@ y, sobre todo, con prendas fáciles de quitar y poner. Así tardaremos menos y nos veremos más favorecid@s.

Tómate el día de ir de compras como un día para tí. Sal por la mañana, date una vuelta, come fuera de casa, merienda un helado, ve con tu mejor amig@. Mi amiga Reyes Pueyo, me comentaba ayer algo muy parecido, debes asociarlo a algo que te encante y te aporte cosas positivas, así tendrás un buen recuerdo y querrás repetir.

En nuestro taller para mujeres estoy segura de que empezarás a asociarlo con un recuerdo positivo y exquisito. ¿Te apuntas?

¿Con cuál te identificas tú?

Escrito por: Ana Otón