Las 5 razones por las que vestimos siempre igual

20.03.2019

      A diario tendemos a ir corriendo, con falta de sueño y algún que otro café de más. Cuando tenemos prisa no podemos pararnos a probarnos ropa, necesitamos decidir rápido y de forma eficaz. Cada minuto cuenta, aunque hay personas que prefieren llegar tarde: antes muert@ que sencill@.

      De repente un día te das cuenta de que te pones siempre lo mismo, semana tras semana; así que, decides irte de shopping para tener más opciones y variedad a la hora de vestirte.

Cuando estás en la tienda te pruebas sólo cuatro prendas, porque claro, no encuentras nada que te guste. Toca esperar la cola para pagar.

Llegas a casa y revisas tu bolsa, incluso haces un desfile improvisado, con algún familiar o espectador como público. En ese momento, ves que has comprado cosas que ya tenías o bastante parecidas. Al día siguiente, no ves nada "nuevo" en tu armario y te frustras porque tienes 200 euros menos y estás donde empezaste. Para colmo, tu compi de trabajo va siempre perfect@ y no sabes cómo lo hace.

¿Te suena?

A continuación te explico por qué sucede esto ;).

1.-Nos gusta seguir patrones.

El ojo humano establece una relación directa entre lo que nos atrae visualmente y cómo nos sentimos cuando lo llevamos puesto. Nos sube el ánimo comprar algo que ya sabemos que nos quedará bien.

Sabemos que esa prenda no va a fallarnos y, además, nos queda de escándalo, por lo tanto es una compra con un 100% de probabilidades de éxito.

Esto ocurre también en las parejas. Nos atrae el mismo tipo de persona como si de un imán se tratase. Y tropezamos con la misma piedra, hasta que nos damos cuenta de que no es lo que necesitamos. Pero todo tiene solución en esta vida.

El mercado está lleno de opciones. Intenta arriesgar con algo nuevo la próxima vez que vayas de compras.

2.-Sentir seguridad.

Las prendas están hechas para hacernos sentir. Nos ayudan a comunicar nuestro estado de ánimo. Quién no tiene el típico "conjunto salvavidas" que, en un mal día, nos ahorra un buen sofocón y una hora entera probándonos todo el armario.

A veces nos sentimos mal y por eso nos vemos mal. No es que estés más fe@, es tu percepción de la realidad. Es entonces cuando te acuerdas de la prenda estrella, y no te lo piensas dos veces. Sales por la puerta más content@ que nadie. Asociamos objetos a recuerdos, al igual que una canción a un lugar.

3.-Dice mucho de nuestra personalidad.

Cómo vestimos nos da mucha información de nosotros mismos. Si llevamos o no accesorios. El tipo de bolso. El color que solemos usar. Si nos preocupa nuestra imagen. El trabajo que realizamos, y en definitiva, nuestra personalidad.

Hay personas que prefieren pasar desapercibidas y van siempre con básicos; o bien, piensan que es una pérdida de tiempo comprar ropa cada temporada. Otras, por ejemplo, trabajan en un hospital o en una clínica y no suelen llevar nunca accesorios en las manos. Esto distrae a los pacientes y además dificulta su actividad diaria ya que usan guantes desechables.

4.-Falta de tiempo.

Este factor es al que le echamos la culpa de todo en la gran mayoría de situaciones. "No me da tiempo", "Llego tarde", "Necesito descansar". 

¿No crees que si supieras lo que tienes en el armario, lo tuvieras ordenado y además conjuntado, ahorrarías mucho más tiempo?

Tiempo tenemos todos, pero cada uno lo usa de una forma distinta. Piensa que la ropa nos ayuda a definir nuestra marca personal. Puedes ser muy buen/a profesional pero si tu imagen no dice lo mismo no tendrás la misma credibilidad y puedes perder clientes por el camino.

Pregunta reflexiva: ¿Crees que esta mujer es abogada?

Seguramente hayas pensado que no. Ni siquiera te has parado a pensar si está en su día de descanso y le apetecía salir a correr. En un sólo segundo nos hacemos una idea, acertada o no, de la persona que vemos.

De esto ya hablaremos en otro post ;).

5.-Consumo impulsivo y excesivo.

La compra impulsiva y consumista es la que la mayoría practica. Nos venden ropa nueva cada semana, creando una sensación de novedad para que compremos más y más. No es una compra consciente puesto que muchas veces no sabemos ni lo que tenemos en el armario. Por eso a veces terminamos comprando lo mismo que hace dos temporadas, y puede que ya lo tengas en el armario pero, no sabes ni dónde está y, total, por 10 euros me compro otro.

Aprovecho para que hagamos una pequeña reflexión sobre este comportamiento. Debemos pensar que esta forma de actuar no hace más que provocar que nunca estemos satisfechos con lo que tenemos. Nunca es suficiente, nunca decimos: ya lo tengo todo. Y creo que se extrapola a otros ámbitos más personales. Tener esa sensación de insuficiencia puede crear ansiedad. No debemos compararnos con nadie. Somos únicos, debemos aceptarnos tal y como somos.

Espero que os haya gustado! Próximamente más ;)

Ana Otón


#quemepongo #personalshoppermadrid #asesoradeimagenmadrid #consumismo #consejos #ropa #prendas #ropanueva #renovarmiarmario #fondodearmario #renovarseomorir #renuevate #atrevetealcambio #cambiahoy #empiezaya #mujeremprendedora #emprendimiento #consejodeimagen #quierocambiar #quierovermebien #anaoton #blogasesoriadeimagen #postasesoriadeimagen #personalshopper